Comunidad religiosa

El Papa Francisco nos recuerda que en este tiempo de pandemia, ante la tentación de enmascarar y justificar la indiferencia y la apatía en nombre de un sano distanciamiento social, la misión de la compasión es urgente, capaz de hacer de la distancia necesaria un lugar de encuentro, de cuidado. y promoción.

Ayúdanos también a ayudar a los pobres con los que nos encontramos a diario y que, además de nuestra escucha y nuestra ternura, piden comida, ropa, atención médica, educación y un futuro para sus hijos.
¡Gracias por lo que puedes hacer por ellos!

CLICK PARA IR AL BLOG