Opciones Pedagógicas

En el Colegio Habilitado Hermanas Capuchinas trabajamos desde éstas Líneas Pedagógicas:

Pedagogía del “cuidado”.

Por la que cultivamos:

  • el amor como esencia de los seres humanos y su plena realización, potenciando un tierno y vigoroso cuidado por la vida humana, la tierra, la sociedad, la historia que posibilite una actitud ética de defensa radical de toda forma de vida.

  • la interioridad: descubriendo el misterio de la vida humana; el encuentro consigo mismo, con sus convicciones más profundas, con Dios y con los hermanos

  • la libertad: favoreciendo y construyendo opciones personales y fraternas que lleven al desarrollo pleno de su ser capaz de oponerse a todo atropello humano.

  • la creatividad: estimulando el sentido crítico y la capacidad transformadora

  • la mirada ecológica: desarrollando y educando el sentido de la justicia social; suscitando un amor y la opción preferencial por los más pobres y el compromiso por el bien común, que se oponga a toda forma de violencia.

  • el respeto profundo: cultivando una constante actitud de diálogo, paz, aceptación mutua de lo diverso, coherencia entre el decir y el hacer, que traccione hacia un reconocimiento y custodia de los derechos humanos, en actitud y postura, acción y mística desde una cosmovisión cristiana.

Pedagogía de la “esperanza”

Porque la educación humana debe ser siempre utópica y con mayor razón una Educación Cristiana tratamos de:

  • Educar para la vida, discerniendo su sentido y su trascendencia, no sólo desde la subjetividad individual sino también desde la Comunidad educadora y la obra escolar.

  • Animar y custodiar proyectos que posibiliten transformar la realidad como apertura y descubrimiento del reinado de Dios actuando en las historia de la humanidad.

  • Habilitar procesos para educar la mirada eco – trascendente del mundo, propiciando un encuentro con Dios desde la perspectiva liberadora y humanizadora

Pedagogía de la búsqueda de sentido

Esta dimensión nos recuerda que la mejor escuela no es la que da muchas respuestas, sino la que genera preguntas en el interior de la persona y la invita a buscar respuestas. Esta educación para la búsqueda supone:

  • Desarrollar la capacidad de preguntar y preguntarse.

  • Desarrollar la capacidad crítica y transformadora.

  • Desarrollar la observación, la percepción, la valoración del ser humano como criatura de Dios.

  • Desarrollar la apertura al misterio, descubriendo el sentido sacramental de la vida y del mundo;

  • Avanzar por el camino de una lectura e interpretación crítica de la realidad, optando por el método: ver, juzgar, obrar.

El punto de partida será siempre la situación real que están viviendo los destinatarios, una lectura transformadora. Desde ella la comunidad se preguntará por la eficacia de las estructuras, los programas, los métodos, que se están utilizando y decidirá el cambio, la renovación, la creación de lo que considera oportuno” 1

Las propuestas educativas Capuchinas Rubattianas, buscan propiciar una experiencia de sentido, religiosa, re-ligante, de fe… donde todos y cada uno nos ocupamos para que la educación se convierta en un espacio desde el cual nos embarquemos en la pedagogía de Jesús y nos dejemos conducir por Él hacia la libertad, para poder así acompañar a otros hacia la Libertad y hacia la Vida, como lo hicieran Francisco, Clara y Francisca.

1 Botana, La misión del educador en la sociedad global.