Perfil del egresado

Niños y jóvenes solidarios, autocríticos, tolerantes, reflexivos, responsables y seguros de si mismos. Capaces de observar la realidad e interpretarla analíticamente, resolver problemas de la vida diaria y ser ante todo personas éticas comprometidas con su entorno.

Protagonistas de los cambios sociales necesarios, con espíritu creativo, sano juicio, y capaces de proyectarse hacia el futuro a la luz de una conciencia humano cristiana. Colaboradores con sentido misionero en la promoción integral del prójimo mediante el servicio y compromiso de vida. Defensores concientes de la conservación del medio ambiente.